IP

La dirección IP (Internet Protocol) es el protocolo fundamental para las comunicaciones en Internet. Especifica la forma en que la información es empaquetada, dirigida, transferida, enrutada y recibida por los dispositivos de la red.

Historia de la dirección IP resumida

Su desarrollo comenzó en 1974, dirigido por los científicos informáticos Bob Kahn y Vint Cerf. Se utiliza frecuentemente en conjunto con el Protocolo de Control de Transmisión, o TCP. Juntos se denominan TCP/IP.

La primera versión importante del Protocolo de Internet fue la versión 4, o IPv4. En 1981, fue definido formalmente en la RFC 791 por la Internet Engineering Task Force, o IETF.

El sucesor del IPv4 es el IPv6, que fue formalizado por la IETF en 1998. Fue diseñado para reemplazar eventualmente al IPv4. En 2020, el IPv6 rige aproximadamente el 30% de todo el tráfico de Internet.

Más información sobre la adopción de IPv6 en España

Direcciones IP

Una dirección IP es un número que identifica a un ordenador u otro dispositivo en Internet. Es similar a una dirección postal, que identifica de dónde proviene el correo postal y dónde debe ser entregado. Las direcciones IP identifican de manera exclusiva el origen y el destino de los datos transmitidos con el Protocolo de Internet.

Direcciones IPv4 y IPv6

Las direcciones IPv4 tienen 32 bits de longitud (cuatro bytes). Un ejemplo de una dirección IPv4 es 52.174.157.78, que es la página principal de marca.com.

El valor máximo de un número de 32 bits es 232, o 4.294.967.296. Así que el número máximo de direcciones IPv4, que se llama su espacio de direcciones, es de unos 4.300 millones aproximadamente. En la década de los 80, esta cifra era más que suficiente para direccionar todos los dispositivos de la red que existían, pero los ingenieros sabían que este espacio se agotaría rápidamente.

Tecnologías como la NAT han retrasado el problema al permitir que muchos dispositivos utilicen una sola dirección IP, pero se necesita un espacio de direcciones más grande para proporcionar acceso a todo el Internet moderno.

Una gran ventaja de las direcciones IPv6 es que utilizan 128 bits de datos para almacenar una dirección, lo que permite 2128 direcciones únicas, es decir, 340.282.366.920.938.463.463.374.607.431.768.211.456.

El tamaño del espacio de direcciones de IPv6 – 340 sextillones – es mucho, mucho mayor que el de IPv4.